Espíritu de Amor tras las catástrofes en México

Anuncios

El perdón y el nuevo mundo

Utiliza el perdón: perdónate.

A veces justificamos nuestra manera de actuar, aunque en lo profundo de nosotros sabemos que no es lo justo.

En ocasiones nos arrepentimos por no haber actuado en un momento determinado; en otras ocasiones, realizamos acciones impropias por las que también nos arrepentimos.

Si nos arrepentimos estamos en desacuerdo con nosotros mismos. Esto nos causa confusión y a veces nos afligimos por ello. Entonces, la incomprensión coloca nuestra autoestima al nivel de los tobillos e incluso podemos estar deprimidos.

Por esa razón, el arrepentimiento es una respuesta inútil, además de estúpida, por nuestra parte.

En lugar de arrepentirte por lo que has hecho o no has hecho, utiliza el perdón que puedes ofrecerte a ti mismo. Como verás, el perdón es la respuesta sabia que viene a sustituir al arrepentimiento…

el-perdon-y-el-nuevo-mundo

Cuando utilizas el perdón estás reconociendo la verdad, por lo que la confusión ya no tiene lugar. Al mismo tiempo, al reconocer la verdad acerca de un acto impropio o de un acto no realizado, estarás proyectando luz directamente sobre aquella forma de actuar que consideras propia y que deseas alcanzar. Por eso, al emplear el autoperdón establecerás la base sobre la que catapultarte hacia aquello que tu alma anhela.

A diferencia de arrepentimiento, el perdón te brinda nuevas fuerzas con las que construir tu futuro, sin juzgar tu pasado. Piensa que el único juez real es el espíritu que forma parte de ti y créeme que su interés no es castigar, sino edificar y desarrollar la semilla que llevas por proyecto de vida.

Así que la próxima vez que te encuentres en una situación así, date un respiro con calma y perdónate. Estarás reconociendo la verdad del nuevo mundo que quieres construir.

[¡Recuerda compartir la información pertinente! NAMASTÉ]

Microcuento: El burro en el pozo

burro en pozo

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal rebuznó fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar alguna solución para sacarlo.

Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo. Sigue leyendo “Microcuento: El burro en el pozo”

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: