Honestamente, quiero ser coherente.

Empezamos la novena semana del año, en domingo. Sí, en domingo.
 
Me gustaría que este día nos lo tomáramos en la medida de lo posible de manera especial para guardar un poco de silencio y escuchar a nuestro corazón.
 
Todos nosotros, la Humanidad, estamos en proceso de aprender a vivir honestamente con nosotros mismos y en coherencia con nuestros sentimientos, emociones y voluntad.
 
Normalmente ubicamos nuestro centro de atención en las responsabilidades del mundo exterior o bien, nos enfocamos en evadirnos de esas responsabilidades, ya sea para esquivarla o para desconectar y relajarnos de ellas. Sin embargo, no estamos acostumbrados a enfocar nuestro punto de atención en nuestro sentir y esto nos provoca insatisfacción con nosotros mismos y con la misma vida.

Continúa leyendo “Honestamente, quiero ser coherente.”