Akunda

Akunda trae el relámpago y el trueno. Que los impíos teman su ira; que los más valientes sigan su luz.

Akunda trae el viento y la lluvia. Si las

<!–more–>

tinieblas atormentan tu alma, su voluntad calme tu espíritu.

Un día el golpea con furia. Al día siguiente muestra su bondad. A semejanza de su poderoso puño, su noble espíritu arde de intensidad.

Y si tu coraje se agota, si la duda rellena tu corazón… Piensa en la ira que se acerca. Akunda probará su valor.

[Poema de la saga Warcraft]

Anuncios

May the elements be with you

Mantente firme como la montaña. Que tus penas se las lleve volando el viento. Fluye como lo hace el agua cuando baja el río. Y no olvides vivir con la energía y la pasión del fuego.

Rainbow Warrior

Para el guerrero, no existe amor imposible.

Él no se deja intimidar por el silencio, por la indiferencia o por el rechazo. Sabe que, tras la máscara de hielo que usan las personas, existe un corazón de fuego.

Por eso el guerrero arriesga más que los otros. Busca incesantemente el amor de alguien, aun cuando esto signifique escuchar muchas veces la palabra <<no>>, regresar a casa derrotado o sentirse rechazado en cuerpo y alma.

Un guerrero no se deja asustar cuando busca lo que necesita. Sin amor, él no es nada.

-Paulo Coelho- Manual del guerrero de la luz.

lightwarrior

Como el Fénix en su fuego eterno

Iremos por el río. – Miró la vieja vía ferroviaria-. O iremos por ella. O caminaremos por las autopistas y tendremos tiempo de asimilarlo todo. Y algún día, cuando haya sedimentado en nosotros, saldrá de nuestras manos y de nuestras bocas. Y gran parte de ello estará equivocado, pero otra parte será verdad.

Hoy empezaremos a andar y a ver el mundo, a observar cómo la gente anda por ahí y habla, a conocer el verdadero aspecto que tienen. Quiero verlo todo. Y aunque nada de ello sea yo cuando entren, al cabo de un tiempo, todo se reunirá en mi interior para ser yo. Fíjate en el mundo, Dios mío, Dios mío. Fíjate en el mundo, fuera de mí, más allá de mi rostro, porque el único medio de tocarlo verdaderamente es ponerlo allí donde por fin sea yo, donde esté la sangre recorriendo mi cuerpo cien mil veces al día. Me apoderaré de la vida de manera que nunca podrá escapar. Algún día, me aferraré con fuerza al mundo. Ahora tan sólo tengo un dedo apoyado en él. Es un principio…

[Montag de Farenheit 451]
[Imagen de Ashes, un cómic sobre héroes]

Ashes-banner-main.jpg

Microcuento: El burro en el pozo

burro en pozo

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal rebuznó fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar alguna solución para sacarlo.

Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo. Sigue leyendo “Microcuento: El burro en el pozo”