La vaina reciclada

Hace tiempo, un amigo mío me comentó que ante el problema que supone la gestión de los residuos, China (muy hábilmente) consiguió proponer su territorio como vertedero a cambio de dinero.

De esta forma los empresarios chinos recibían dinero por importar residuos (que son recursos) que luego reciclarían para sacarle provecho.

Fuente imagen: Cadena informativa “RT”.

En lugar de comprar directamente los recursos (residuos), le dieron la vuelta a la tortilla llegando a recibir dinero por ellos… Dos pájaros de un tiro; aunque parece que también han estado comprando directamente esos residuos.

Parte de esos residuos estarían en un estado tan malo, que reciclarlos supondría un esfuerzo añadido, más costoso.

Por eso, ahora que China deja de ser oficialmente uno de los vertederos donde iba a parar nuestra basura, especialmente ahora, nos conviene revisar nuestra conducta del reciclaje y preguntarnos si estamos actuando de la manera adecuada para proteger el planeta y el medio ambiente; porque si no ponemos de nuestra parte para que nuestros residuos se conviertan en recursos valiosos, acabarán desechados y ensuciando el mar o cualquier espacio natural donde finalmente se acumule.

Mi madre me pedía limpiar el envase del postre que había tomado antes de ponerlo en la bolsa de reciclar. Yo pensaba “¡para qué, si ya lo hará la empresa de reciclaje!” y por eso sentía rabia de tener que hacerlo…

¿¿Habéis visto bien?? ¡He dicho que sentía rabia!

Es el mismo comportamiento de un infantil que hace rabieta porque no quiere asumir su responsabilidad; y, en efecto, las pequeñas cosas son las que forjan nuestro carácter y personalidad.

Los que friegan saben que hacer un plato más es cuestión de apenas unos segundos. Ahora entiendo que limpiar ese envase como si de un plato o un cubierto más se tratara, facilita enormemente su reciclado y su buen uso como un recurso de calidad, lo que evitará que acabe como basura en cualquier lugar que no le corresponda.

Los pequeños actos bien enfocados son los que construyen y reparan el mundo.

Gracias por tu tiempo de lectura y atención.

​Gracias a mi amiga chilena por compartir este artículo gracias al cual hice este post ^^ (Enlace al artículo aquí)

Si después de leer todo este post te interesa tomar un poco más de conciencia sobre el reciclaje, te recomiendo fervientemente que veas el siguiente documental “Isla de las Flores”. Aunque parece que te trollea al principio, es un buen documental. Dura 13 minutos…

[¡Recuerda compartir la información pertinente! NAMASTÉ]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s