Como el Fénix en su fuego eterno

Iremos por el río. – Miró la vieja vía ferroviaria-. O iremos por ella. O caminaremos por las autopistas y tendremos tiempo de asimilarlo todo. Y algún día, cuando haya sedimentado en nosotros, saldrá de nuestras manos y de nuestras bocas. Y gran parte de ello estará equivocado, pero otra parte será verdad.

Hoy empezaremos a andar y a ver el mundo, a observar cómo la gente anda por ahí y habla, a conocer el verdadero aspecto que tienen. Quiero verlo todo. Y aunque nada de ello sea yo cuando entren, al cabo de un tiempo, todo se reunirá en mi interior para ser yo. Fíjate en el mundo, Dios mío, Dios mío. Fíjate en el mundo, fuera de mí, más allá de mi rostro, porque el único medio de tocarlo verdaderamente es ponerlo allí donde por fin sea yo, donde esté la sangre recorriendo mi cuerpo cien mil veces al día. Me apoderaré de la vida de manera que nunca podrá escapar. Algún día, me aferraré con fuerza al mundo. Ahora tan sólo tengo un dedo apoyado en él. Es un principio…

[Montag de Farenheit 451]
[Imagen de Ashes, un cómic sobre héroes]

Ashes-banner-main.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: