Denuncia contra el Terrorismo

¿Qué tipo de personas y qué tipo de sociedades planean múltiples atentados no contra alguna figura de poder, sino contra el mismo pueblo?

Terroristas. Además de miedo, quieren sembrar el terror, el pánico y el caos. ¿Cuál es el objetivo de todo esto? Se supone que las víctimas mortales son daños colaterales de un plan que persigue algo más profundo que la propia muerte de centenares de inocentes que nada tienen que ver con nada.

image

¿Qué puede conseguirse con despiadados actos terroristas? Noticiarios que inundan el mundo. Miedo en la población. Inseguridad y deseo de protección frente un enemigo oculto.

Si alguien quisiera planear una lucha contra el sistema corrupto elegiría objetivos claramente identificados: redes de comunicación, edificios públicos o privados vinculados a la corrupción o incluso personajes reconocidos por la mala fama que se han labrado ellos mismos, pero nunca atacaría a la población que hace funcionar la sociedad que se quiere rescatar.

Si alguien quisiera planear una lucha contra una sociedad rival, ¿qué lograría causando pavor entre su población? No parece que eso responda a la posterior consecución de ningún objetivo.
Parece que los atentados terroristas parecen ser un toque de atención a la sociedad global que le recuerda su exposición a peligros inminentes; parecen ser incentivos para abrigar el miedo.
El miedo bloquea personas, bloquea sociedades y crea sensación de vulnerabilidad, lo que parece robar la paz y la tranquilidad con la que personas y sociedades pueden desarrollarse libremente.

No digo que los atentados terroristas sobre población civil inocente sean provocados por grupos apoderados que de una u otra forma lideran a esas misma población convertida en víctima de sus ‘señores’, como ya ocurrido en alguna ocasión. Pero esa clase de personas que organizan tales artimañas es aquello de lo que la sociedad se tiene que deshacer, literalmente.
La Humanidad no entiende ni de razas, ni de edades ni de nimiedades. La Humanidad entiende de bondad y de maldad. Cuando se trata de identificar a héroes y villanos en sus actos no hay punto medio. Dado que la sociedad debe fundamentarse en la bondad, nosotros los seres humanos tenemos que reconocernos mutuamente y deshacernos de toda maldad.

A nuestros corazones acompañan las almas de los inocentes muertos por actos infames.

Escrito tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 en Paris, Francia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s