El anciano del parque


– Y a usted, ¿qué le hace feliz? –le preguntó uno de los chiquillos al anciano que se encontraba sentado en el banco del parque.
– Los frutos de mi trabajo, los regalos inesperados… y también el aprendizaje que obtengo del estudio de la vida –respondió tranquilamente el anciano mientras se acariciaba la barba del mentón.-
– ¡¿Cómo?! –se preguntaron sorprendidos los jóvenes que se habían agrupado en el parque.– ¿Es que a su edad aún estudia y trabaja?

El anciano del parque, sentado en el banco y apoyado con su mano en el bastón, feliz, sonrió. Los jóvenes brindaron al anciano la ocasión de enseñarles sobre el amor.

Autor: Rubén Zayas Debecker, por sagrada inspiración.
Fecha: Finales de septiembre, 2015.
Fuente: http://www.porTerraNostra.com

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: