La fábula de la serpiente y la luciérnaga

serpiente-y-la-luciernega

Cuenta la historia, que una serpiente perseguía a una luciérnaga para devorarla. El pequeño insecto hacía lo imposible para escapar de la serpiente y durante días la persecución fue intensa…
Después de un tiempo, la luciérnaga cansada, exhausta, se detuvo y le dijo a la serpiente:
-¿Te puedo hacer 3 preguntas?
La serpiente respondió:
– No acostumbro a dar concesiones, pero como de todos modos te voy a comer……¡adelante!
– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
-NO
– ¿Te he hecho algo?
-Nada en absoluto
-Y entonces…..¿Por qué quieres comerme?
-¡¡Porque esa lucecita que desprendes me molesta!!


En algunas ocasiones encontrarás personas que te van a criticar, condenar y etiquetar, aunque no les hayas hecho nada y seas una persona cordial. Todo esto, es porque al igual que la luciérnaga, tienes tu brillo propio, iluminas tu camino y el camino de muchos que vagan en la oscuridad. Tu brillo radiante es difícil de asimilar por otras personas, porque ellas aún tienen que desarrollar esa luz interior propia y en consecuencia les duele tu brillar… Son personas enfermadas por la envidia que viven infelices. No te preocupes por ellas y sigue tu camino. No dejes de ser quien eres, ni de iluminar con esa luz tan hermosa que desprendes, pues aunque moleste a esas personas que viven en la penumbra total, les incitarás a desarrollar su propia luz.

Gracias a Jonathan por recordarme esta fábula 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s