Las Claves del Urbanismo

En este artículo se han recogido los principios básicos del urbanismo sostenible, incluyendo la esencia adecuada para reconectar al ser humano con la Naturaleza, suya y de su entorno.Lost city of Machu Picchu

Aunque en la antigüedad algunos reyes o emperadores mandaban planificar los nuevos poblamientos, la disciplina del urbanismo como tal se desarrolla en los tiempos de la ciudad moderna. Fue posible gracias al trabajo conjunto de arquitectos, sociólogos, historiadores, ingenieros y geógrafos.

  • La historia revela el propósito de las ciudades y muestra conocimientos antiguos que sirven de guía para enfocar adecuadamente el urbanismo.
  • La ingeniería desarrolla, construye y renueva las infraestructuras y equipamientos para que las ciudades funcionen correctamente.
  • La sociología conoce los distintos grupos de la sociedad (grupos de edad) y sus necesidades, que son de gran importancia en la planificación urbana.
  • La arquitectura diseña los elementos de la ciudad combinando formas y materiales apropiados. Además puede imprimir en sus obras la cultura y el arte.
  • La geografía coordina en armonía las diferentes disciplinas para elaborar modelos urbanos sostenibles en función de las condiciones territoriales.
  • Además, el urbanismo se debe abordar con enfoque filosófico para reflexionar sobre los problemas que son relevantes en varios aspectos de la sociedad.

Las ciudades se enfrentan a diversos problemas como el abastecimiento de productos, la contaminación, la generación de residuos o la saturación de edificios(masificación urbana). Algunas infraestructuras responden a estos problemas como los espacios abiertos y los espacios verdes que amortiguan el impacto visual de una ciudad cargada.

La alta densidad de población en la ciudad genera un problema fundamental: el territorio de la ciudad no produce los recursos vitales suficientes para satisfacer las necesidades de sus habitantes. Para estimar la población que un territorio puede sustentar es importante conocer la capacidad productiva de ese mismo territorio, de sus recursos y la fuerza de trabajo humano de la que dispone. Por tanto, la planificación responsable y sostenible de un territorio requiere analizar su capacidad productiva a nivel general, para lo cual la colaboración de geógrafos y técnicos de otras disciplinas es fundamental.

Desde la revolución industrial, los urbanistas utilizaron un modelo social y urbano “optimista” que consideró inagotables todos los recursos de la Tierra (probable y simplemente no fue algo en lo que pensaran), pero se ha demostrado científicamente que ese modelo (exportado en todo el mundo por la globalziación) es insostenible. Además, ese modelo había superpuesto la acumulación de beneficios a la protección y conservación ambiental.

En la tarea de diseñar un modelo de conjuntos urbanos debe intervenir la ética, la moral, y el respeto por la Naturaleza.

Si todos los seres humanos se integraran en el modelo de masificación urbana, necesitarían abastecerse de una cantidad de recursos igual a 4 veces la cantidad disponible en el planeta Tierra actualmente, algo totalmente insostenible.

La realidad es que los países desarrollados (que mantienen estos modelos de masificación urbana insostenible) acaparan indirectamente la mayoría de los recursos del planeta, causando conflictos y miseria en las sociedades más rudimentarias. Recordemos que la Naturaleza es opulenta y abundante, pero no ilimitada. Por eso, el geógrafo-urbanista tiene la responsabilidad de hacer planificaciones sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Un modelo urbano puede originar la decadencia de una civilización o bien, en contra, promover la evolución y el progreso de la sociedad.

Por eso, como decíamos anteriormente, en la tarea de diseñar un modelo de conjuntos urbanos debe intervenir la ética, la moral, y el respeto por la Naturaleza.

Para diseñar un modelo nuevo, es necesario la figura de un visionario capaz de integrar diversos conocimientos, valores éticos y morales. Debe ser capaz de ver más allá del presente, para vislumbrar futuros problemas que afecten a la sociedad y su entorno. Debe asumir una gran responsabilidad (consigo y con la sociedad) en la orientación del modelo urbano, para lo que es importante detallar la función y las relaciones de las distintas partes del sistema urbano. Por ejemplo: una sección puede dedicarse a viviendas, mientras que otras secciones se podrían dedicar a la agricultura, talleres de producción, áreas de recreación, etc.

Es importante que los modelos urbanos integren elementos vitales como espacios verdes, cursos de agua y aire en buen estado (descontaminados). En principio, los modelos urbanos tendrán en cuenta todos los aspectos de la realidad tridimensional. Así mismo, también debería velar por las formas de construcción que asuman la identidad cultural y permite al sistema urbano armonizarse en el entorno y su paisaje.

En definitiva, el urbanismo puede ser la línea directriz que de forma a una sociedad verdaderamente integrada en la naturaleza, lo que sería con toda seguridad una ventaja para nosotros y nuestra calidad de vida, así como la del medio ambiente.

Rubén Zayas Debecker.

Bibliografía:
Antonio Bonet Correa – Las Claves del Urbanismo (1995) ISBN 9788408012504

[¡Recuerda compartir la información pertinente! NAMASTÉ]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s