El camino de la vida.

El pasado influye en cada día a día, uno no quiere acumular mal karma en su pasado. ¿Quieres conocer el camino de la vida? Todos conocemos el camino, pero pocos actualmente lo transitan. Yo conozco el camino…caminodivino

El camino comienza en la memoria de nuestros ancestros. Gracias a que ellos se unieron, hoy nosotros estamos aquí. Gracias a su memoria conocemos la miseria que han sufrido. Hambrunas, enfermedades, agresiones, violaciones, gobiernos involucrados en guerras corruptas… Además, gracias a la memoria de nuestros ancestros conocemos la riqueza que proporciona el trabajo humano y la estrecha relación que tiene el ser humano con la naturaleza que le une.

El camino de la vida transcurre cuando somos conscientes de la necesidad de encontrar la riqueza humana y evitar la miseria. Por eso decidimos ahora que el paso del tiempo no deje miseria y sí riqueza.

El camino sigue todas las direcciones y por donde quiera que vayas encontrarás riqueza y miseria. Al observar el camino, nos damos cuenta de su magnitud. Con este conocimiento fluimos en el presente por los senderos que ofrecen buenas riquezas.

Gracias a los ancestros y la propia experiencia, sabemos que los caminos de la miseria generan desgracia a quienes lo transitan y a los seres de su alrededor. Quien elija transitar el camino de la miseria, habiendo conocido el camino de la riqueza, acumulará mal karma en su pasado y la mala energía le generará problemas que dificulten su propia evolución y desarrollo como ser humano.

El camino de la vida transcurre cuando somos conscientes de la necesidad de encontrar la riqueza humana y evitar la miseria

Conociendo las riquezas que nos brinda el camino, es preferible transitar por el camino recto a la riqueza, moverse entre buena energía y acumular dharma en lugar de sufrir la agonía de la miseria. Por eso el camino empieza en el pasado con la memoria de nuestros ancestros. Transitamos el sendero del tiempo en busca de las riquezas y sus frutos.

El camino no desaparece, siempre está con nosotros. No es necesario preocuparse por el camino. Si nos alejamos del camino recto, la propia vida obstaculizará el camino equivocado para alentarnos a transitar por el camino correcto.

Quien conoce el camino es capaz de eligir entre lo bueno y lo malo. No obstante el conocimiento no es suficiente por sí solo. De nada sirve la intelijencia si la Voluntad no hace acto de presencia. Para ello la persona necesita ser disciplinada, constante, enérgica y tener claridad mental. Son cualidades adquiridas mediante el trabajo consciente que purifica la voluntad. En el camino recto se cultivan principios y valores como el Amor, la Justicia, la Libertad, el Honor y la Nobleza entre otros. El camino se encarga de proveernos en abundancia aquello que realmente necesitamos. Entonces uno puede transitar felizmente el camino recto y fluir en la eterna senda del tiempo. Siempre ha sido y es así.

Cuando se conoce el tiempo cada día a día, uno quiere acumular buen dharma en su pasado y encontrar riqueza en el presente que disfrute en el futuro presente… De una forma u otra, todos conocen el camino. Somos viajeros cruzados en el camino recto que nos lleva a la fuente de riquezas más abundante que existe. Sea como es, yo puedo hablarte del camino, pero sólo tú puedes emprenderlo.

Uno quiere acumular buen dharma en su pasado y encontrar riqueza en el presente que disfrute en el futuro presente

Todos los caminos conducen a Roma (amor).

[¡Recuerda compartir la información pertinente! NAMASTÉ]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s